#Yo_Soy_Fan_De_Julia

Ahora que estás leyendo esto, seguro que piensas ¿Quién es Julia? Si alguien es Fan de ella, entonces es que es una cantante famosa, o una actriz, o a lo mejor una escritora o una pintora o bailarina o… ¿a qué se te ocurren muchas cosas? Pues no.

Julia es una amiga mía que tiene 7 años. Bueno, yo la considero mi amiga aunque nunca nos hemos visto en persona, pero es la hija de mi amiga Kati, y me enseña muchas cosas.

¿Una niña de 7 años enseñando cosas a un adulto? Pues si. Julia es una luchadora, y me enseña que el ser diferente no es algo malo, si no que, siendo diferente puedes ayudar a mucha gente que es igual que tú.

En el caso de Julia, la celiaquía hace que desde bien pequeñita se pusiera malita por comer algunos alimentos que tienen una sustancia que se llama Gluten y que hace que los pelitos que hay en nuestro intestino se atrofien y no funcionen bien, y nos pongamos malos, de una manera u otra.

¿Y qué es el Gluten? Pues es algo que está en casi todas las cosas que nos gustan, y sobre todo que les gustan a los niños: La Pasta, los bollos, las galletas, la harina, los churros, los helados…

Y si, vivir así a veces es difícil, porque mucha gente que no sabe que es la celiaquía no lo entiende, como no entienden tantas y tantas cosas, porque a ellos no les suceden.

Pues Julia tiene un blog que escribe con su mamá, La celiaquía de Julia y tiene su página en Facebook  y ahí nos dan recetas, nos cuenta nuevos productos que han encontrado, Julia nos manda mensajes, pero sobre todo, nos enseña algo muy importante: Una sonrisa siempre es importante para luchar contra lo que sea.

Y esas son algunas de las razones por las que #YoSoyFanDeJulia, porque con 7 años es más grande que muchos adultos, porque sabe enfrentarse a los problemas del día a día. Porque aunque los demás no la entienden porque no pasan por lo mismo, ella se esfuerza en enseñarnos como es su vida, como seguir sonriendo y como ser fuerte.

Y si, yo soy adulta, pero de mayor yo quiero ser como Julia, porque se preocupa más por ayudar a los demás que la mayoría de las personas, porque siempre quiere encontrar nuevos productos y los comparte con los demás para que sepan que tienen más opciones, porque lucha para que quienes no tienen tanto dinero puedan comer productos sin gluten pidiendo a las empresas que bajen sus precios.

Esa es Julia. Es guapa, es buena y es un ejemplo para miles de personas. Y ahora que la conoces un poquito más ¿a qué tu también eres fan de Julia?

Anuncios

El maltrato y la reacción ante él.

1204487339_f

 

Todo aquel que me conoce sabe que soy feminista de la vieja escuela, fan de Clara Campoamor, de las que cree y lucha por la igualdad real. No estoy de acuerdo con la LIVG 01/04 de 28 de diciembre porque la considero anticonstitucional e incompleta.

Por supuesto que existe el machismo, por supuesto que existe el maltrato, pero no solo hay que enseñar a no maltratar a otra persona, ni que todas las personas somos iguales dentro de la disparidad que nos caracteriza. También hay que enseñarle a la sociedad a tratar a las personas que hemos sufrido el maltrato.

Y es que superar la violencia no es fácil. Superar el terror de llegar a tu casa, que es le lugar donde más protegida debes estar, la agonía de ser encerrada en ella durante más de un mes, los insultos, los golpes, la denigración… es uno de los ejercicios más complicados que me ha tocado enfrentar en la vida (y que a día de hoy sigo enfrentando).

Por eso no me gusta que nos llamen víctimas, si no supervivientes, porque hay que ser muy fuerte para vivir eso y dar un paso adelante para acabar con ello, para terminar una relación que te destroza, para darte cuenta que el amor, el cariño o lo que sea que creyeses sentir no era más que dependencia y todo eran mentiras.

Hay que darse cuenta de lo que te ha ocurrido, enfrentarse a ello, querer superarlo, aprender a quererte a ti misma, tener la suerte y la fuerza de no volver a encontrarte con otra persona igual o peor que la anterior, y no dejar que los demás te influyan tanto… todo esto sin autoestima, con pánico constante, angustia y dolor.

Si, las personas que nos enfrentamos a familiares o parejas machistas, con psicopatías o sociópatas, tóxicas y/o simplemente malvadas, tenemos miedo a las relaciones durante mucho tiempo. Y no, no estamos locas, sufrimos depresiones, estrés post-traumático, Trastornos de ansiedad generalizada, ataques de pánico… y vamos al psiquiatra y al psicólogo para superarlo (o al menos intentarlo).

Y hacerlo, dar el paso, enfrentarnos a todos esos pensamientos y sentimientos, es la decisión más dura que das, y duele tanto o más que el mismo maltrato, porque lo revives una y otra vez. Pesadillas, pensamientos automáticos, dolores intensos, ataques de pánico…

Yo no quiero que nadie  pasar por nada de lo que he pasado yo, y mucho menos que, mientras den ese paso y se enfrenten a los primeros pasos, se encuentren con personas sin moral ni ética, llenas de maldad y egoísmo, seguramente con problemas de autoestima cuanto menos, que supuestamente eran “amigos” y aprovechen para pisotearlos y hacerles aun más daño pensando sólo en sus beneficios personales.

Así que, si, creo que la sociedad debería hacer un examen de conciencia y plantearse como se comportan y como tratan con personas que por a o por b no piensan, actúan o sienten lo mismo que ellos.

Homosexuales, bisexuales, transexuales, sordos, mudos, paralíticos, con ELA, con VIH, secuestrados, o maltratados. Todos somos iguales, todos somos personas y todos merecemos el mismo respeto, porque todos y cada uno de nosotros somos SUPERVIVIENTES.

 

Vísteme despacio que soy Celíaca

La Celiaquía de Julia

“El nuevo Reglamento nº 828/2014 regulará las menciones #singluten  y “muy bajo en gluten” reguldas hasta ahora por el Reglamento nº 41/2009 a partir del 20 de julio de 2016.

En este momento se apliimages (36)carán los requisitos para la transmisión de información a los consumidores sobre la ausencia o la presencia reducida de gluten en los alimentos, eliminando así el anterior Reglamento nº 41/2009.Se determina que la declaración “sin gluten” solamente podrá utilizarse cuando los alimentos, tal como se venden al consumidor final, no contengan más de 20 ppm de gluten”

¿Y yo me pregunto,20 ppm (partículas por millón), ¿quien decidió que esta cantidad es apropiada para un #celiaco? Según el reglamento y el nuevo, lamentable y confuso etiquetado nos dice lo siguiente:

• “Adecuado para las personas con intolerancia al gluten”

“Adecuado para celíacos”

• “Elaborado específicamente para personas con intolerancia al gluten”

• “Elaborado específicamente para…

Ver la entrada original 427 palabras más

Hastío

Estoy harta, cansada, agotada, hasta las narices de ser usada, de que jueguen conmigo, de que intenten manipularme, de que me traten de utilizar a su antojo. Estoy Exhausta, fatigada, derrengada de luchar por aquello en lo que creo, por personas que lo necesitan y que nadie sea capaz de levantarse por sí mismo.

El egoísmo humano no conoce límites. El tratar de quedar por encima del resto, de ser más que los demás, la soberbia del tratar de obtener poder… me tienen hastiada completamente.

Yo nunca he querido creer que el ser humano podría ser tan mezquino, tan ególatra, egoísta, egocéntrico, malvado… pero lo es. ´Hay personas buenas, eso es cierto, y seguiré creyendo en ello a pies juntillas, pero también hay muchos, demasiados, que son capaces de vender a su madre con tal de sobresalir.

Y me da pena. Mucha pena. Esa gente nunca será feliz, igual que aquellos que sólo pelean y luchan por ellos mismos y no por todos quienes sufren las mismas circunstancias.

sentido-de-vida

Se acabó el dejarse pisotear, el dejar que intenten jugar conmigo, el que mi palabra, mi honor, mi imagen sean pisoteados una y otra vez por aquellos que ni siquiera quiero en mi vida. Y llega el momento de ser egoísta, de pensar en mi, de olvidarme del resto y de dejar de preocuparme más por algo en lo que creo que en el daño que se me hace.

Se acabó el ocultar las cosas por no dañar, se acabó el dejar que se rían de mi, que jueguen conmigo, que mientan, que injurien, que calumnien. Se acabó el luchar por aquel que no cree en lo que hace, por quién solo quiere sacar provecho propio, quién sólo lucha contra algo o por algo por el beneficio que personalmente pueda sacar.

Son muchas cosas, muchos actos, demasiadas personas. “Amigos” que no lo son, que solo me usaban, “víctimas” de si mismos, “perjudicados” por leyes o por personas que no son capaces de levantarse y decir ¡Basta Ya!

Lo siento, yo ni soy una súper heroína ni quiero serlo. No estoy dispuesta a que se me vapulee por luchar por personas tan egocéntricas que no ven más allá de sus narices y que son capaces de mentir, de engañar, de amenazar, o de cualquier cosa simplemente por conseguir algo que les interesa.

No, no me rindo. Todo lo contrario. No dejaré de creer en lo que creo. Simplemente me voy a tomar un tiempo y voy a hacer las cosas que debí haber hecho hace mucho, quizás demasiado, tiempo.

Es hora de ocuparme de mi también. Es hora de dejar de tapar a aquellos que no les importa lo que ocurra mientras ellos consigan sus propósitos.

El que quiera luchar por la Libertad, por la Igualdad, por los derechos fundamentales de verdad, estaré encantada de tenderle la mano. El que prefiere sacar su provecho a costa de destruir a otros… que no cuente con mi silencio, mi ayuda, y, ni mucho menos, con mi respeto.

Serendipia

Supongo que somos quienes somos por un montón de razones y, seguramente, nunca lleguemos a saber la mayoría de ellas. Somos hoy aquellos que nos hicieron ser las decisiones que tomamos ayer. Y nadie puede, ni siquiera nosotros mismos, predecir quienes seremos mañana.

hqdefault

Al final, solo tenemos que pensar en quién queremos ser. Y, si, acaba siendo un lío, porque entre el quienes somos, el quienes fuimos, quienes seremos y quienes queremos ser hay tantas diferencias que, aunque sean milimétricas, acaban pudiendo parecernos infinitas.

Quizás precisamente por eso mi palabra favorita de todas las que tiene el inmenso vocabulario castellano en Serendipia (aunque la RAE no la tenga aceptada, y si tenga otras que… bueno, mejor lo dejamos para otro día).

serendipia

Igual siempre has buscado un futuro determinado, has perseguido un sueño, has buscado un amor de novela, o… pon todos los ejemplos que quieras. Tal vez alguna de esas cosas no hayan ocurrido, o quizás incluso ninguna. Puede, por otra parte, que todas las cosas que has buscado y soñado las hayas conseguido. Si te ha pasado esto último puede que seas feliz, puede que no, pero… no habrás encontrado algo maravilloso que no esperabas.

Resulta agradable encontrar nuevos sueños, nuevas ilusiones, nuevas personas. Un corazón roto puede ser la mejor oportunidad para encontrar a una persona que merezca la pena y, te haga tremendamente feliz, un sueño hecho pedazos muy a tu pesar puede llevarte a encontrar un motivo para sonreír y un sueño mucho más grande aún.

Cada día serás alguien un poco diferente que el día anterior y de quién serás en el futuro. Si no pierdes la capacidad de asombrarte, levantarte, y permitir que las pequeñas cosas te hagan volver a sonreír cada mañana, los sueños que alcances serán, sin duda, mucho más grande de lo que jamás pudiste imaginar.

Puede que te hagan tanto daño por el camino que confiar te resulte imposible, que te plantees prohibirte amar de nuevo o soñar en grande. Pero incluso esos momentos te acaban haciendo un poquito más tú.

muro.jpg

Más allá de la noche que me cubre
negra como el abismo insondable,
doy gracias a los dioses que pudieran existir
por mi alma invicta.
En las azarosas garras de las circunstancias
nunca me he lamentado ni he pestañeado.
Sometido a los golpes del destino
mi cabeza está ensangrentada, pero erguida.
Más allá de este lugar de cólera y lágrimas
donde yace el Horror de la Sombra,
la amenaza de los años
me encuentra, y me encontrará, sin miedo.
No importa cuán estrecho sea el portal,
cuán cargada de castigos la sentencia,
soy el amo de mi destino:
soy el capitán de mi alma.

Hablemos de le leyes: Derecho al Honor

justicia

Calderón de la Barca decía, en su libro “El Alcalde de Zalamea”: “el honor es patrimonio del alma, y el alma, solo es de Dios”. El honor… es una palabra que hoy en día, prácticamente, no se tiene muy en cuenta, no sólo con respecto a nosotros mismos, si no también, y tanto o más importante, con respecto a los demás.

El honor de cada uno es más importante de lo que parece. Tanto, que todo un artículo de la Constitución de 1978 hace referencia al derecho al Honor del individuo:

Artículo 18 CE

  1. “Se garantiza el derecho al honor, a la intimidad personal y familiar y a la propia imagen.
  2. El domicilio es inviolable. Ninguna entrada o registro podrá hacerse en él sin consentimiento del titular o resolución judicial, salvo en caso de flagrante delito.
  3. Se garantiza el secreto de las comunicaciones y, en especial, de las postales, telegráficas y telefónicas, salvo resolución judicial.
  4. La ley limitará el uso de la informática para garantizar el honor y la intimidad personal y familiar de los ciudadanos y el pleno ejercicio de sus derechos.”

Los derechos recogidos en el artículo 18 de la Constitución protegen la esfera más privada del individuo.

De entre ellos, los dos principales son el derecho a la intimidad y el derecho al honor, ya que la inviolabilidad del domicilio, el secreto de las comunicaciones y la limitación de la informática pueden considerarse derivados o comprendidos en el derecho a la intimidad, mientras que el derecho a la imagen parece ubicarse en el ámbito del derecho al honor.

El Derecho al Honor

Concepto y Titularidad

El derecho al honor protege la valoración que de la persona en cuestión se tenga en su ámbito personal o social.

Pueden ser titulares del derecho al honor las personas físicas y las personas jurídicas.

El derecho al honor es uno de los derechos de la personalidad, inherente a la dignidad de la persona, que define un ámbito de la vida del individuo inmune a las perturbaciones de los poderes públicos y de los terceros.

El derecho al honor puede tener una significación relativa y ser valorado de manera diferente en razón de los grupos sociales, relatividad que influye en su régimen jurídico. No existe, por tanto, un concepto definido del derecho al honor en la Constitución ni tampoco en la ley Orgánica 1/1982. El TC lo ha calificado de concepto jurídico indeterminado.

 

En todo caso, el concepto de derecho al honor se relaciona con la reputación y fama de una persona, su prestigio profesional o su dignidad personal. En este sentido la ley Orgánica 1/1982, dispone que “ la protección civil del honor, de la intimidad y de la propia imagen quedará delimitada por las leyes y por los usos sociales atendiendo al ámbito que, por sus propios actos, mantenga cada persona reservado para sí misma o su familia” .

La caracterización conceptual del derecho al honor se ha visto completada por elementos definidores de su contenido:

  • La intima conexión entre el derecho al honor y la dignidad de la persona constitucionalizada en el art. 10.1 CE.
  • Su carácter personal que hace del derecho al honor un derecho de las personas individualmente consideradas. El TC ha abierto también la posibilidad de que las personas jurídicas reciban la protección derivada del art. 18.
  • La valoración de su posible vulneración en relación con la actividad profesional o laboral del recurrente o su proyección pública.

En todo caso, el reconocimiento de derechos a las personas jurídicas debe ser coherente con sus fines y compatible con su propia naturaleza.

Ley Orgánica 10/1995, de 23 de noviembre, del Código Penal BOE 281 de 24 de noviembre de 1995

De la calumnia

Artículo 205

Es calumnia la imputación de un delito hecha con conocimiento de su falsedad o temerario desprecio hacia la verdad.

Artículo 206

Las calumnias serán castigadas con las penas de prisión de seis meses a dos años o multa de doce a 24 meses, si se propagaran con publicidad y, en otro caso, con multa de seis a 12 meses.

Artículo 207

El acusado por delito de calumnia quedará exento de toda pena probando el hecho criminal que hubiere imputado.

De la injuria

Artículo 208

Es injuria la acción o expresión que lesionan la dignidad de otra persona, menoscabando su fama o atentando contra su propia estimación. Solamente serán constitutivas de delito las injurias que, por su naturaleza, efectos y circunstancias, sean tenidas en el concepto público por graves, sin perjuicio de lo dispuesto en el apartado 4 del artículo 173.

Las injurias que consistan en la imputación de hechos no se considerarán graves, salvo cuando se hayan llevado a cabo con conocimiento de su falsedad o temerario desprecio hacia la verdad.

Artículo 209

 

Las injurias graves hechas con publicidad se castigarán con la pena de multa de seis a catorce meses y, en otro caso, con la de tres a siete meses.

Artículo 210

El acusado de injuria quedará exento de responsabilidad probando la verdad de las imputaciones cuando estas se dirijan contra funcionarios públicos sobre hechos concernientes al ejercicio de sus cargos o referidos a la comisión de infracciones administrativas.

CAPÍTULO III

Disposiciones Generales

Artículo 211

La calumnia y la injuria se reputarán hechas con publicidad cuando se propaguen por medio de la imprenta, la radiodifusión o por cualquier otro medio de eficacia semejante.

 

Artículo 212

En los casos a los que se refiere el artículo anterior, será responsable civil solidaria la persona física o jurídica propietaria del medio informativo a través del cual se haya propagado la calumnia o injuria.

 

Artículo 213

Si la calumnia o injuria fueren cometidas mediante precio, recompensa o promesa, los Tribunales impondrán, además de las penas señaladas para los delitos de que se trate, la de inhabilitación especial prevista en los artículos 42 ó 45 del presente Código, por tiempo de seis meses a dos años.

 

Artículo 214

Si el acusado de calumnia o injuria reconociere ante la autoridad judicial la falsedad o falta de certeza de las imputaciones y se retractare de ellas, el Juez o Tribunal impondrá la pena inmediatamente inferior en grado y podrá dejar de imponer la pena de inhabilitación que establece el artículo anterior.

El Juez o tribunal ante quien se produjera el reconocimiento ordenará que se entregue testimonio de retractación al ofendido y, si éste lo solicita, ordenará su publicación en el mismo medio en que se vertió la calumnia o injuria, en espacio idéntico o similar a aquél en que se produjo su difusión y dentro del plazo que señale el Juez o Tribunal sentenciador.

Artículo 215

1. Nadie será penado por calumnia o injuria sino en virtud de querella de la persona ofendida por el delito o de su representante legal. Se procederá de oficio cuando la ofensa se dirija contra funcionario público, autoridad o agente de la misma sobre hechos concernientes al ejercicio de sus cargos.

2. Nadie podrá deducir acción de calumnia o injuria vertidas en juicio sin previa licencia del Juez o Tribunal que de él conociere o hubiere conocido.

3. El perdón del ofendido o de su representante legal, en su caso, extingue la acción penal sin perjuicio de lo dispuesto en el segundo párrafo del número 5º del apartado 1 del artículo 130 de este Código.

Artículo 216

En los delitos de calumnia o injuria se considera que la reparación del daño comprende también la publicación o divulgación de la sentencia condenatoria, a costa del condenado por tales delitos, en el tiempo y forma que

el Juez o Tribunal consideren más adecuado a tal fin, oídas las dos partes.

Por lo tanto, y ante estas leyes, aunque se olvide demasiado a menudo, el honor de las personas está completamente salvaguardado por nuestra Constitución, Código Civil y Código Penal.

Opinar no es un delito, informar tampoco, decir mentiras a sabiendas, y, sobre todo, mentiras que dañen emocionalmente a la persona injuriada o calumniada, si lo son. Y son delitos que, publicados en post, medios de comunicación, redes sociales, o sistemas de mensajería, son doblemente culposos. Así que ten cuidado con lo que escribes y lo que publicas. Puedes dar tu opinión siempre. Pero se respetuoso, no mientas y no hagas daño, te lo puedes estar haciendo a ti.

Carta Abierta a los líderes políticos que concurren al 20D

Estimados:

Sólo soy un voto para vosotros, pero, en realidad, y aunque no os deis cuenta, soy una mujer y, sobre todo, una persona. Si, sorprendente, pero mi faceta de persona está por encima del resto, aunque a ustedes solo les importe una vez cada cuatro años para que deposite un papelito con su nombre en la urna que les puede dar más o menos poder.

Y para ello, normalmente, les da todo igual. Durante los 4 años de la legislatura no me dan explicaciones de lo que hacen con mis impuestos. Por que si, no seré economista, pero se que pago impuestos municipales, autonómicos y estatales. ¿tanto les cuesta enviarme una vez al año un resumen de todos los impuestos que he pagado y que cantidad ha ido a cada una de las partidas presupuestarias?

Lo suyo, ya que, no olviden, yo no les doy un cheque en blanco para que con él hagan aquello que les de la gana, es que me informen correctamente de todas las decisiones que van a tomar, de la situación real en la que se encuentra mi país (comunidad o ayuntamiento), de las cuentas reales, de las propuestas de su programa que saben que nunca van a poder llevar a cabo…

No quiero que nadie me pida perdón por pensar de una determinada manera, o por pedir un cambio. Quiero respeto por su parte, porque yo, al igual que el resto de españoles, somos sus jefes y ustedes deben (si, deben) servirnos con respeto, educación y pasión.

¿Pasión? Si, pasión por lo que hacen, por trabajar, por dejarse hasta la última gota de sudor de su frente para conseguir que los 5 millones de parados encuentren trabajo, que no vuelva a estallar una burbuja inmobiliaria, que las discusiones en el hemiciclo no sean a base de insultos, faltas de respeto o tu eres peor, yo lo haría mejor, y los y tú más a los que nos tienen acostumbrados.

No, porque todo eso no hace más que gastar nuestro dinero en sus sueldos y ustedes no nos los devuelven con soluciones. ¿Sueldos millonarios? Tampoco creo que se lo merezcan, aunque en función de su responsabilidad y trabajo, exactamente igual que lo que nos ocurre al resto de los mortales, un sueldo digno. Lo que no es normal es que sus dietas alimenticias sean más altas que el salario mínimo interprofesional ¿tanto comen?

¿Qué más? Tantas y tantas cosas… Por favor, dejen de tomarnos el pelo, no nos lo merecemos. Muchos de ustedes sólo están interesados en coger poder, en hacerse más ricos, en salir en la tele… pero espero que otros de verdad quieran cambiar el futuro al que esta abocado este país. Que quieran trabajar por las personas. Porque, al fin y al cabo, es lo que importa.

Yo no quiero que nuestros jóvenes tengan que seguir buscando su futuro en el extranjero porque aquí no hay futuro, que los niños no importen y sigan siendo usados en medio de guerras estúpidas entre sus padres, quiero que la educación vaya cada vez a mejor y no sea, como hasta ahora, cada vez más decadente. Que las asignaturas que se imparten sean de interés, que los valores y la ética formen grandes individuos que acaben con los grandes odios que nos atenazan hoy en día.

Quiero que hagan algo para evitar tanta violencia, violencia contra mujeres, hombres, niños, homosexuales… que no sólo hagan leyes para juzgar sus delitos, si no que pongan medios para evitar que sucedan esas cosas.

No quiero un país de Ninis, ni un país en el que los maestros estén atemorizados por alumnos y padres. Que la educación venga de casa para que en la escuela les den las herramientas para ser lo que quieran ser.

Que no haya niños ni adultos que no tengan opciones de comer o de tener una vivienda, que si hemos salvado a la banca con dinero de todos, con más razón hay que salvar las vidas de nuestros compatriotas.

Señores políticos, ahora se dedican a dar grandes mítines, a hacer debates en los que intentan quedar por encima de los demás, sin darse cuenta, quizás, que estamos hartos de peleas, y que, lo que queremos son ideas y propuestas.

No puedo decir ni saber que nos esperan los próximos cuatro años. ni si conseguirán que no me arrepienta de mi voto. No sé si volveré a creer en los políticos o seguiré pensando que la mayoría de ustedes son (discúlpenme la sinceridad) unos sinvergüenzas vividores. Quiero volver a creer en España. No en un cachito de ella. No quiero que sigan alentando a las masas para que entre nosotros nos sigamos peleando por tener ideas diferentes, si no que empecemos a escucharnos, a aprender unos de otros, a razonar nuestras ideas y decisiones, y a dejarnos de guerras tontas, porque, sin duda, eso no va a llevarnos a tener un país mejor.

No,  eso va a funcionar, y lo sé porque es lo que lleva ocurriendo toda mi vida. No quiero más peleas de colores e ideologías. Yo no viví la segunda república, ni la guerra civil, ni siquiera el franquismo. Remover el pasado solo lleva a abrir viejas heridas. ¿Qué más da como se llame una calle? La historia es historia y hay que recordarla y aprenderla para no volver a cometer los mismos errores.

Quizás si dejan de pensar que sus ideas y decisiones están por encima de las nuestras y comienzan a escucharnos, consigamos entre todos, lo que debería ser. Porque sentirse orgulloso de ser español no sólo es patriótico, si no que no tiene ideología. Aunque parece que, gracias a ustedes… odiar nuestro país, nuestra bandera, nuestros colores… es lo que está de moda.

Señorías… o futuras señorías, sólo les pido una última cosa. Por favor: no sigan avergonzándonos.

Una ciudadana que es más que un voto.elecciones

La verdad duele

Y tanto que la verdad duele. Y descubrir que todo no era si no una máscara de lo que quería hacert creer ser. ¿A quién no le ha ocurrido? De una manera u otra todos lo hemos sufrido a lo largo de nuestras vidas.
Siendo el hada o siendo X. Normalmente más siendo ese hada seamos chicos o chicas.
Quizás sea el momento de plantearnos el porque adoptamos uno u otro papel. El porque nuestra forma de ser nos lleva a sufrir o a hacernos sufrir. Porque hay infieles, malratadores, ególatras, o tontos…. quizás sea cuestión de educación, de valores, o de genes. Tal vez todo esto no sea más que un reflejo del post de esta tarde acerca del Síndrome del Pequeño emperador en versión adulta.

kaosemocional

IMG-20130620-WA0004

Muchas veces no se si es que no vemos las cosas, o si, simplemente no las queremos ver. ¿No te ha pasado nunca que algo era tan obvio que, cuando lo descubres, tienes la sensación de que ya lo sabías?

Pues eso, una vez más me ha ocurrido a mi, y ya no se si soy tonta o si simplemente me lo hago. Yo no quería quererle, ni a él ni a nadie, pero a él menos que a ninguno. ¿Por qué? Porque me avisaron, me dijeron, pequeña, ten cuidado con él, llamémosle X, porque tiene un genio demasiado grande y tu eres demasiado inocente y buena. Te va a hacer daño…

Y claro, yo, ¿Qué voy a hacer caso a los consejos? Soy, sin duda de esas de “Consejos vendo que para mi no tengo”, y, poco a poco decidí que merecía la pena ser su amiga, escucharle, apoyarle, y…

Ver la entrada original 706 palabras más

Síndrome del Emperador, niños tiranos

111_pequenos-gigantes-111

Los trastornos del comportamiento en los menores cada vez son más frecuentes, y, en concreto, el maltrato hacia los padres, conocido como el síndrome del emperador o del pequeño dictador o tirano. Pocos conocemos de la existencia de este trastorno que, cada vez más, se va extendiendo. Es más ¿Quién no ha vito algún programa de TV tipo “Super Nanny” o “Hermano Mayor” en el que los “Reyes de la casa” se convierten en auténticos tiranos que hacen la vida imposible a sus padres?

Aunque no existe ningún cuadro clínico con esa denominación, se usa la expresión Síndrome del emperador para referirse a niños que presentan determinadas características como insensibilidad emocional, poca responsabilidad ante el castigo, dificultades para desarrollar sentimientos de culpa y ausencia de apego hacia los progenitores y otros adultos.

Pese a que no sabemos cual es la razón que lleva a actuar a estos niños de esta manera, y tendemos a culpar a los progenitores por ser demasiado permisivos y protectores con ellos, hay muchos factores externos que afectan en el desarrollo de este tipo de conductas en los menores.

Una de ellas es, sin lugar a dudas, el síndrome de alienación parental o SAP, en el que hablaré mañana en mi artículo de Neupic. En momentos de crisis matrimonial, y, sobre todo, en procesos de divorcio y luchas por la custodia de los menores, a veces sin darnos cuenta, y otras, lamentablemente a propósito, hacemos daño a nuestros hijos poniéndolos en situaciones límites, usándoles como armas contra la ex pareja, y diciéndole cosas que, sin darnos cuenta, o eso quiero creer, les van a causar un trauma más grande del que podemos imaginar, con frases como “es por tu culpa”, “tu madre/padre no te quiere”, “¿Quién te va a querer a ti?” u otras menos dañinas a simple vista y que son las que causan este problema: “Ahora tu eres el hombre de la casa”, “debes ser más responsable porque sólo nos tenemos el uno al otro” etc…

Aunque no lo creamos, este trauma o síndrome crea a los futuros maltratadores. A aquellos a los que por conseguir lo que quieren no les importará pisotear y dañar a quién sea, pues lo llevan haciendo en su casa durante toda su vida.

Si han maltratado a sus padres ¿cómo no lo van a hacer con sus parejas? Aunque un mayor número de menores que sufren este trastorno son varones, el número de mujeres va creciendo cada vez más y a ritmos alarmantes.

Mañana tendremos maltratadores que, sin sentimiento alguno de culpa, machaquen a su pareja sin importar el género que esta tenga. O empezamos a educar en valores de verdad, y olvidarnos de peleas de géneros, luchas tontas por la custodia de los menores y, sobre todo, a actuar con responsabilidad ante estos, tratando desde el primer momento de evitar esta serie de conductas .

Buscar una solución para desposeer a esos pequeños emperadores del ambiente que han conquistado no es tarea fácil, ya que España carece de centros para corregir los trastornos de conducta de niños que controlan el ambiente familiar. La Administración española, aseguran expertos en el ámbito del menor, no dispone de armas para ayudar a esas familias que han perdido toda la autoridad sobre sus hijos y que son víctimas de su cruel conducta.

En España se abrieron 4.659 expedientes a menores por delitos de violencia filio-parental en el año 2014, una cifra que va en aumento año tras año y que supone que el 16 por ciento de todos los delitos cometidos por menores son de violencia contra sus padres. las denuncias se han multiplicado por 4 en los 5 últimos años y los adultos tardan una media de 18 meses en denunciar estos casos.

Se calcula que tan sólo se conocen un 20% de las agresiones y maltratos filio-parentales. Si calculamos, y sólo tenemos en cuenta este aspecto del maltrato ¿No deberíamos poner más medios para evitar la violencia doméstica? Queda probado que en este ámbito (el de los menores, ya sean estos víctimas o agresores) hay más agresiones al año que en la conocida Violencia de Género.

Y es por esto por lo que me gustaría que se planteen que… si la Violencia es Violencia ¿no deberíamos empezar a preocuparnos por poner todo tipo de medios para acabar con todas ellas?