Una pequeña reflexión

Sigo sin poder comprender porque el ser humano está tan lleno de maldad. Sí, se lo que es el horror, la maldad, se que es intrínseca a las personas (no a todas) pero… No lo entiendo.

No puedo entender como alguien puede ser capaz de hacer daño a otros, como se puede destrozar la vida de alguien, como se puede asesinar, como se puede pisotear…

A ver, razones como la envidia, la crueldad, el odio, la intransigencia… No son más que excusas.

He sufrido el mal de muchas formas posibles, durante mucho tiempo, demasiado, pero sigo sin comprender que se le pasa al otro por la cabeza para actuar así.

Hoy he visto un vídeo en Twitter en que las milicias bolivarianas asesinaban a una mujer, en la puerta de su casa, delante de su hija, por no haber querido asistir a una manifestación a favor de Maduro. ¿En qué mundo estamos? ¿Qué clase de monstruos hacen cosas así?

Ni entiendo ni quiero entender tanta crueldad. Ni esa, ni ninguna otra. Ni asesinatos, ni violaciones, ni palizas, ni insultos, ni pisotear a nadie para pasarle por encima, ni usar a los hijos para hacer daño, ni las denuncias falsas, ni el maltrato.

En el fondo sé que no entender esos comportamientos es algo bueno. Pero no deja de ser triste el tener que plantearse tantas preguntas, simplemente porque haya quien tiene una respuesta (que, sinceramente, no tendrá razón válida, o ni siquiera una en si).

Vuelvo a repetirme: No entiendo a quien hace daño a otros a sabiendas, con conciencia, sabiendo que puedes o vas a hacer algo con consecuencias negativas para otra persona. Y lo peor de todo es que no sé si quiero entender.

Anuncios

Eso no son gafas… Es una venda

Que defiendo la igualdad entre personas no es una novedad. Cualquiera que me conozca sabe que pienso que la LIVG no sirve de nada y que, además, deja de proteger a millones de personas: hombres, niños, ancianos, lesbianas, gays, bisexuales, transexuales, intersexuales etc…

¿Por qué nuestros políticos y, sobre todo, las “feministas” (entre comillas porque no lo son) se cierran en banda y no quieren ver la realidad de esta sociedad? Fácil, lo sabemos todos… La LIVG se ha convertido en un negocio.

Triste, pero real. Yo quisiera que alguien me explicase por que la violencia que yo he sufrido por ser mujer heterosexuales es más importante que la que sufre una mujer lesbiana, o un hombre, o un bebe, o niños y adolescentes, o ancianos…

¿Desde cuando la vida de unos vale más que la de los otros? Lo siento, pero a mi me recuerda a cuando los blancos eran más que los negros, o los alemanes más que los judíos (entre otros miles de ejemplos)

Ayer, en una discusión, me dijeron “todas las mujeres somos víctimas de Violencia de género, porque los hombres se sientan con las piernas abiertas o cuando voy sola por la calle me dicen cosas”.

Fue como una patada en el estómago. Yo no soy una víctima. Estoy harta de que me victimicen. Soy tan fuerte y válida como cualquiera.

Y eso que llamáis heteropatriarcado viene siendo lo mismo que un Unicornio rosa. ¿Hay machismo? Si. ¿Hay violencia sobre la mujer? Si. ¿Hay asesinadas? Si. Pero eso no significa que haya que ocultar el hembrismo, el maltrato al resto o los demás asesinados.

Y permitidme que os diga lo que es la violencia en la pareja, esa de la que se supone queréis defendernos y a la vez me deseáis que sea asesinada y me gritáis que no me han pegado lo suficiente en la vida:

Violencia es estar en casa hecha un ovillo y temblar cada vez que escuchas un paso en las escaleras o el ruido de unas llaves. Violencia es perder el conocimiento de los golpes o cuando te agarran tan fuerte del cuello que no puedes respirar. Violencia es que te dejen encerrada bajo llave en casa durante un mes. Violencia es que te repitan una y mil veces que no vales nada, que das asco, que nadie puede quererte. Violencia es que te saquen hasta el último céntimo porque tu no puedes tener dinero. Violencia es que te obliguen a tener relaciones sexuales bajo amenaza de matar a quien amas. Violencia es todo edo y mucho más.

Por favor… No me compares. Lo que te han puesto no son unas gafas moradas. Es una venda.

¿Tienes padre? ¿Tios? ¿Primos? ¿Hermanos? ¿Amigos? Sean heterosexuales o del colectivo LGTBI no importa… Son personas. Como tú y como yo. ¿No merecen respeto y protección de la misma manera que tú o yo?

¿No quieres saber el % real de personas que sufren violencia en el mundo?

Sólo un dato. Dicen que las denuncias falsas son un 0,01% según la MeFis. Si nos creemos esa cifra, por las mismas, con la misma fuente, debemos creer que las mujeres heterosexuales que sufren maltrato son el 0,18% por ser las condenas que hay (misma circunstancia que las Denuncias falsas). ¿Qué ocurre con el 99,81% restante? ¿Alguien me lo puede explicar con datos fehacientes, usando también la MeFis?

Hoy estoy triste. Las personas ya no importamos. Todo ha quedado en negocio.

Flaco favor a las feministas que dieron su vida para que hoy podamos votar, estudiar, trabajar, vestir como queramos….

Flaco favor a quienes murieron luchando contra el terrorismo, contra el racismo, contra la homofobia…

O, incluso, contra aquellas que han muerto o hemos sobrevivido a la Violencia en nuestra casa.

Sueños…

Ya lo decía Calderón de la Barca: “la vida es sueño y los sueños… Sueños son” y es que, a veces, por mucho que queramos despertar del vacío más inmenso o de la peor de las pesadillas, los sueños acaban haciéndonos más daño.

Quisiera dejar de soñar. Vivir solamente la realidad. Levantarme cada mañana, descansada, ducharme, desayunar, coger el bolso e irme a trabajar acompañada de mi inseparable libro.

Trabajar, reír, cantar (o tararear), hablar, preparar más cambios y volver a casa.

Leer la hora y media de camino, descansar, ir al gimnasio, ducharme, cenar, ver una película o serie y dormir.

Así, sin más. Sin sueños. Sin pesadillas. Sin vacío. Sin ansiedad. Solo descansar.

Pero no… Cada día apareces tú en mis sueños, o algún otro en mis pesadillas… Pero siempre tú en mis pensamientos. Y no quiero… No quiero hacerme ilusiones que jamás van a ser.

Porque yo no te merezco y tú mereces algo mejor. Sin tantas heridas, sin tanto peso, sin pesadillas.

He tomado decisiones muy equivocadas en mi vida. Siempre he elegido al peor postor. Al gato de la ratita presumida, al lobo de caperucita, al dragón…

He creído ver príncipes donde solo había monstruos. He creído en un amor que no existía… En el que el dolor era quien manejaba mi vida, quien me apagaba, quien me ocultaba…

O me encerraba en casa bajo llave durante semanas, o me golpeaba hasta que ya no me quería mover, o me insultaba hasta hacerme ver que yo no valía nada.

O el monstruo que me acosaba, el que me prometía sonrisas y me hacía temer llegar a casa, quien me negaba y me hacía negarle para salvarle mientras me machacaba y me hundía.

Y ahora tú… Tú que no te pareces a ellos, tú que me haces sonreír, tú que estás solo en mis sueños porque sé que nunca podrá ser… Eres demasiado bueno para mi… Tengo demasiadas cicatrices para ti… No soy suficiente para mi.

Mi historia: #metoo Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer‎

Cuando conocí a mi ex pareja me pareció una persona muy maja, en este caso un chico. Y hago hincapié en un chico, porque aunque hoy sea el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, estoy en contra de todo tipo de la misma, y me parece repulsiva toda: física, psicológica, sexual, económica, verbal, negligencia, religiosa, cultural, bullying, administrativa, judicial…

Bueno, regreso a la historia… Cuando le conocí, y no digo su nombre, no por miedo, si ni porque ya es alguien que no merece la pena ni ser nombrado, porque ya no es nadie en mi vida, porque no vale nada para mi y porque no merece la pena darle publicidad y sus 15 minutos de gloria; Porque yo ya no soy una víctima aunque la sociedad está empeñada en victimizarme constantemente, soy una superviviente, porque conseguí salir de aquel infierno, el mismo por el que pasan cientos y miles de mujeres, de hombres, de niños y niñas, de homosexuales, bisexuales, lesbianas, transexuales, intersexuales… y, sobre todo porque sigo viva.

Es cierto que sigo teniendo secuelas, que aún tengo miedo en ocasiones, que ya no confío en las personas de la misma manera que antes. Que querer no es tan sencillo, ni quererme a mi, ni querer a los demás.

Pero estoy harta… estoy cansada de que me digan eso de ¿cómo alguien tan inteligente como tú ha llegado a pasar por eso? Como si caer en las garras de esos depredadores fuese cuestión de tener un determinado nivel cultural, social y económico. ¡¡¡Sorpresa!!!  No lo es. Nadie estamos a salvo de seres que, posiblemente,  tengan trastornos muy graves, de esos que no se tratan fácilmente como la ansiedad o la depresión, pues son más bien psicopatías y sociopatías.

Recuerdo que al principio mi relación era como la de cualquier otra persona, yo era feliz, me sentía querida, me trataba como a una princesa…. siempre hacía malabarismos para hacerme sonreír y yo… yo bajé la guardia… ¡¡¡maldito el momento en que lo hice!!! Entonces comenzó a alejarme de mis amigos y mi familia poco a poco metiéndose en mi cabeza… anulándome como persona, cogiendo todos mis complejos, todo aquello que me hacía daño y poniéndolo en boca de las personas de mi entorno y prometiéndome que él jamás me dejaría sola, que nunca me haría daño, y que el me quería con todos esos defectos, porque, efectivamente, los tenía, y él me los hacía ver  magnificados hasta el punto de dejar de ser. 

Y ahí empezó mi terror. Ya no tenía en quién apoyarme y él aprovechaba para decirme cosas tan bonitas como que yo no valía nada, que daba asco, que nadie me iba a querer si no era él, que tenía que darle las gracias por permitirme vivir porque no era si no un saco de mierda, obligarme a mantener relaciones sexuales, encerrarme en casa bajo llave durante un mes ¡si, has leído bien! un mes entero, 30 días…, y aún no había llegado lo peor….

Todavía recuerdo la primera vez que me puso la mano encima como si fuese ayer…. Me enfadé porque delante mío se puso a coquetear con otra chica con la que, por supuesto, tuvo relaciones sexuales. Cogí la puerta y me fuí andando a casa….¿Cómo se me ocurriría semejante barbaridad? Dejarle así en ridículo delante de sus amigos. Yo tenía la obligación (si, la OBLIGACIÓN) de bajar la cabeza y aguantar hasta que él quisiese irse (a todo esto el dinero lo ganaba yo, todo, pero no veía nada).

Mientras yo iba caminando hacia casa él cogió el coche y al rato (30 ó 40 minutos me alcanzó), no dudo que consiguió primero su cometido pero ni me importa, ni viene al caso. En ese momento me cogió por la espalda, con su brazo me agarró del cuello y comenzó a apretar hasta que me hizo perder el conocimiento y caí al suelo.

A partir de ahí golpes, empujones, puñetazos, muelas rotas, esguinces, moratones, violaciones… el pan nuestro de cada día… Hasta que por fin terminó gracias a que comenzó con otra chica y me dejó a mi. No se si ella esté pasando por lo mismo, su historia es muy distinta ya que no sólo no la ha separado de su familia y amigos si no que él se relaciona con ellos. Espero que no.

Hoy, más de 7 años después del final,  sigo teniendo pesadillas, sigo descubriendo que esas palabras que me decía aparecen en mi cabeza una y otra vez. He descubierto que he repetido patrón, pero también se que no todos los hombres son iguales. Son pocos los cobardes y desgraciados que no se atreven a tratar a la mujer de igual y nos destrozan la vida. Porque eso es lo que hacen, destrozarnos la vida, machacarnos hasta niveles insospechados. Y los políticos, la Administración NO HACE NADA.

De nada nos sirven 426€ de ayuda, porque pasar de depender de una persona a depender del Estado no va a ayudarnos a salir adelante… Esos 426€ por denuncia, en muchos casos favorecen las denuncias falsas, que si, las hay, porque, lamentablemente, la crisis económica es terrible y, si tienes que salir adelante, es triste, pero eso no es razón para destrozar la vida a una persona para conseguir una ayuda económica. A nosotras no nos gusta que nos machaquen, no nos venguemos, no seamos iguales que nuestros maltratadores.

Yo prefiero que a quienes se dedican a amenazarnos a las mujeres que pasamos por esto, a llamarnos locas, a destrozarnos aún más a sabiendas de lo que pasamos, a los que de verdad nos machacan hasta límites insospechados les metan en un psiquiátrico y posteriormente en la prisión.

Que el Estado se ocupe que haya más empresas con ética que, al igual que hacen con las personas con Diversidad Funcional, a quienes durante un tiempo más o menos largo no hemos podido trabajar por esta situación tan terrible, nos ayuden con una bolsa de empleo para valernos por nosotras mismas, aquí o en otro país. Porque es tiempo de que empecemos de cero,y todos los que hemos sido vilipendiados, destrozados, machacados, destruidos… de esta forma merecemos vivir, merecemos poder salir adelante, porque lo que nos ha ocurrido no ha sido culpa nuestra, y, no obstante, hemos tenido que sufrirlo como sea.

Ojalá algún día se erradique esta violencia. Hoy pedimos por la violencia contra la mujer y las niñas específicamente, pero hay que pedir también por el resto, por todas las personas que por su condición sexual la sufren, o por ser hombres. Yo no quiero que nadie, nunca más tenga que pasar ni una milésima parte de lo que yo, por desgracia, he vivido.

Pero recordad, por suerte, no somos víctimas, somos supervivientes, seguimos vivas y tenemos la oportunidad, mejor o peor, de salir adelante y empezar una nueva vida desde cero. Toca reinventarse.

La realidad de la violencia de Género en Italia

La Oficina contra el delito de las Naciones Unidas en su ESTUDIO MUNDIAL SOBRE EL HOMICIDIO (2011), nos informó de que en Italia en el año 2009 hubo 590 personas muertas por homicidio o asesinato (tabla pág. 95), de las cuales el 23,9% fueron mujeres (tabla pág. 124), es decir, ahí nos informa de 141 niñas y mujeres muertas en toda Italia por homicidio, sin distinción de ámbito ni del sexo agresor .

DatosMacro, que recopila cifras de los Ministerios de Interior de cada país, nos informa de los mismos 590 homicidios totales en 2009, significando que el 75,1% de las mujeres lo fueron a manos de otros/as familiares. Es decir, de las 141 niñas y mujeres que nos informó UNODOC, 106 lo fueron en ambito familiar y a manos de ambos sexos agresores.

En el enlace anterior de datosMacro, también pudiste comprobar como las víctimas en Italia descienden año tras año desde ese 2009 hasta el 2015 recientemente incluido. Tabla real de datos:

Pero… leerás a cierta prensa y a sus manipuladas feministas decir En total unas 120 mujeres son asesinadas al año en Italia por sus parejas”

http://www.elmundo.es/sociedad/2017/03/03/58b9a0ed22601dcf678b4579.html

Aquí pueden observar como Lucía Etxebarria utiliza este falso y exagerado dato, junto a otras falsedades, intentando dar apoyo a Juana Rivas, la sustractora de menores (pendiente de juicios tanto en Italia como en España).

Es decir, como siempre  el G€N€Rsimo (usurpador del feminismo para sus dañinos fines), nos vuelve a dar gato por liebre, al darnos TODAS las niñas y mujeres asesinadas en ámbito familiar por mujeres y hombres homicidas, como si fuesen solo mujeres adultas asesinadas SOLO por sus parejas” y encima engordando un poco la cifra (106 oficiales v.s. sus 120). Por lo que vuelven a demostrar su afán en criminalizar las relaciones de pareja heterosexuales, o es que les parecen pocas las 7 decenas de parejas asesinadas como para tener que casi duplicar prácticamente la cifra (las alrededor de 70 Vs sus 120).

En todas las cifras anteriores se incluyen los homicidios involuntarios porque la normativa así lo exige. Las cifras de UNODC y Datos Macro, me refiero, no las 120 falsas que no incluyen involuntarios, ya que lo dan como asesinatos por razón de género por parte de su pareja heterosexual, por lo que tampoco están las de otro tipo de parejas, que si están en los verdaderos 106 de UNODC.

 

Por lo tanto, queda claro que una vez más, el feminismo radical intenta manipular a la sociedad y la opinión pública con cifras que modifican a su antojo y libre albedrío. Algo vergonzoso pero que ya no nos asombra, pues es el pan nuestro de cada día. Ocultar la realidad y cambiarla en su beneficio es algo que se les da tremendamente bien y que, además, nuestros políticos permiten y facilitan.

Lamentable que para “ayudarnos” a quienes hemos sufrido el terror del maltrato y sabemos lo que es el agonizante dolor de no ser nadie, de ser invisible, sigan mintiendo y no nos ayuden, si no que, muy al contrario, nos hagan tanto mal. ¿el feminismo radical se preocupa por las victimas de violencia de género? mentira. Se preocupa por subvenciones, ayudas económicas que les llenen los bolsillos, mientras nosotras sufrimos en silencio o vemos los recortes o las necesidades reales en los lugares en los que si se nos ayuda.

Esto que hacen en España, no es si no una caza de brujas, el intentar cambiar los roles, el machacar a las personas, el alentar el odio hacia el prójimo, ¿ayudar? ni una sola ayuda en las nuevas medidas de los Diputados, ni una en los medios, sólo mentiras y más mentiras para seguir manipulando.

¡¡Basta ya!! No en mi nombre.

Cuando las injurias hacen demasiado daño

A veces por conseguir poder, un mejor puesto, salario… Hay quien miente.  Desde el conocido adorno curricular del bueno estudié Ingeniería Técnica voy a decir que no sólo me saque la Superior si no que hice el doctorado, o el famoso nivel medio-alto en inglés que patece que tiene toda la población, hasta mentiras sobre compañeros para destrozar su reputación. 

No se si quién hace esto último no se da cuenta de las consecuencias para la persona que las sufre, o si, simplemente, le da igual, pero, además de poder llegar a ser un delito de injurias o de injurias y calumnias si se hace con publicidad, se llega a hacer mucho daño psicológico, emocional e incluso profesional. 

Si la persona calumniada ha tenido puestos de responsabilidad y sale en prensa, y las mismas mentiras se vierten en prensa, hasta que todo queda demostrado (y todos sabemos que la justicia es muy lenta) la persona puede llegar a quedarse sin trabajo, ser descartado de procesos de selección por lo que se dice de ella, etc… 

Y pregunto yo ¿Qué justificación se le da a esta actitud además de ser un error de libro? ¿Cómo podemos restaurar la imagen de la persona? ¿Y devolverle el tiempo perdido? ¿Cómo calcular las oportunidades que no han llegado o se han echado para atrás? 

La justicia es lenta, pero llega. Ahora sólo falta que también sea justa. 

Yolanda Rodríguez, Ahora Madrid, y su trabajo “por las personas” 

La Junta Municipal de Hortaleza, del Ayuntamiento de Madrid, presidida por Yolanda Rodríguez -Ahora Madrid-, ha rechazado de manera unilateral renovar el convenio que mantenía con la ASOCIACIÓN SIN ÁNIMO DE LUCRO GRUPO CONCERTANTE TALÍA para ofrecer talleres musicales en el Centro Cultural Sanchinarro. Todo esto, aferrándose a un informe del servicio jurídico, considerando que hay un defecto de forma -una frase- y que se han dado cuenta dos años más tarde, cuando la MISMA Concejala ha firmado el MISMO convenio -modificado con esa frase- hace dos semanas en el otro distrito que preside: Ciudad Lineal. 

A cuatro días de finalizar el convenio informaron de que no lo renuevan, dejando a los 1500 alumnos sin nada a partir del verano, a cuatro grandes agrupaciones musicales -Orquesta Metropolitana de Madrid, Madrid Youth Orchestra (MAYO), Orquesta Infantil Jonsui y Coro Talía- sin lugar de ensayo, y a todo el distrito de Hortaleza sin multitud de actividades totalmente gratuitas que realizábamos como contraprestación: ensayos generales abiertos al público, música en la calle, conciertos pedagógicos, conferencias, cine-forum… Para tener una idea general, desde el 2011 que se firmó el convenio se han realizado más de 210 actividades musicales gratuitas con un público estimado más de 80.000 personas.

Hoy, la ASOCIACIÓN CULTURAL SIN ÁNIMO DE LUCRO GRUPO CONCERTANTE TALÍA ha mantenido una reunión en la Junta de Distrito de Hortaleza con su Presidenta, Yolanda Rodríguez, confirmando que la EMPRESA TRITOMA va a gestionar los cursos musicales 

Y aquí surgen muchas dudas que nadie de la Junta ha solucionado: ¿quién va a realizar las actividades de contraprestación que la ASOCIACIÓN SIN ÁNIMO DE LUCRO GRUPO CONCERTANTE TALÍA venía realizando hasta ahora? ¿Una empresa? ¿Con la misma calidad? Desde el 2011 se han realizado mas de 210 actividades totalmente gratuitas para los vecinos del Distrito con más de 80000 asistentes y con una satisfacción digna de relevancia.

Dicen que van a mantener el mismo método pedagógico… ¿Y quién es una EMPRESA privada como TRITOMA para copiar o mantener un método que no es el suyo, sino el de la ASOCIACIÓN SIN ÁNIMO DE LUCRO GRUPO CONCERTANTE TALÍA? ¿Saben que es ilegal plagiar un método que ha costado mucho tiempo y esfuerzo crear y poner en práctica?

¿Y mediante qué procedimiento legal se le va a ceder a la EMPRESA TRITOMA, ganadora de la adjudicación del Centro Cultural Sanchinarro, la gestión de aulas que no estaban incluidas en el concurso? Las aulas en las que actualmente se ofrecían los cursos de música dependían del Área de Las Artes del Ayuntamiento de Madrid, para hacer una biblioteca pero, por problemas presupuestarios para su realización, y para dar uso a ese espacio, se nos ofreció impartir esas clases de música. Pero esas aulas NUNCA formaron parte de los pliegos de condiciones del concurso ni de la gestión de la EMPRESA TRITOMA, sino que se cedió su gestión a la ASOCIACIÓN SIN ÁNIMO DE LUCRO GRUPO CONCERTANTE TALÍA a cambio de actividades públicas y gratuitas de contraprestación.

Y dicen que van a mantener al mismo profesorado. ¿Cómo van a mantener a un profesorado contratado -en condiciones excepcionales- por el GRUPO CONCERTANTE TALÍA, si no hay forma legal de subrogar su contrato?

En resumen, la EMPRESA TRITOMA va a ofrecer esos cursos musicales A PÉRDIDAS -que recuperará de otra manera, no hay duda-, en unas condiciones de total falta de transparencia, sin conocer quiénes son sus docentes, sin conocer el nivel de sus alumnos, ofreciendo un método pedagógico que no es el suyo, y pensando en todo menos en los alumnos, en los usuarios del centro y en los vecinos que disfrutaban de nuestras actividades.

Tal es su interés, que el asesor de la Concejala, Roberto Velasco, llegado en coche oficial para la ocasión, impidió a los periodistas de eldiario.es acceder al Centro Cultural Sanchinarro para conocer la situación. De la misma manera que la Concejala no tuvo a bien en recibirnos hasta después de que los padres empezaran a movilizarse. Como puede comprobarse, total libertad de expresión y una transparencia envidiable (nótese la ironía).

La coherencia, como casi siempre que la política está en medio, brilla por su ausencia. Se expulsa a una asociación para meter a una empresa. Los precios de las clases subirán y la calidad bajará . Se acabaron las actividades divulgativas gratuitas para los vecinos. Y luego dirán que gobiernan para que el pueblo. JA!
La música, la cultura, no es necesaria, ¡es IMPRESCINDIBLE!
#TalíaEnSanchinarro #MúsicaEnSanchinarro #MúsicaParaTodos #GrupoConcertanteTalía

#Nomegustanloschanchullos

By. Nuria Hernández 

¡¡Quiero el divorcio!!

¡¡Ya no aguanto más!! Esta situación es insostenible e insoportable.  Seamos sinceros de una vez por todas, no sólo no estamos hechos el uno para el otro, es que además ¡¡no te aguanto más!!

Sí,  se que decirlo así,  de golpe y directamente puede parecer duro, pero es lo mejor que puede pasarnos a ambos.

Hace unos meses, cuando llegaste a mi vida, no pude si no emocionarme… Un tiempo de desempleo en el que dedicarme a mi misma, en el que quitarme toda esa quemazón que entre unas cosas y otras me estaban quemando por dentro y por fuera. Llego el momento en el que empezaste a agobiarme, y entonces descubrí un nuevo amor: El Derecho, así que me matrícule y empecé a aprender tantas cosas… Hoy, pese a los nervios de los exámenes sigue haciéndome sonreir, algo que tu dejaste de conseguir casi desde el principio.

Hoy lo he estado pensando largo y tendido, y puedo decirte alto,  claro y con total seguridad, que quiero el divorcio.

No es que te hayas portado mal conmigo, es que yo no estoy hecha para esta vida.

Me haces sentir mal, no quiero depender de ti, quiero y necesito volver a sentirme valiosa y orgullosa de lo que hago. Saber que cada céntimo que gano ha sido a base de esfuerzo.

Nunca he sabido estarme quieta. Echo mucho de menos dirigir y gestionar equipos, recursos y proyectos.

Soy muy buena con las redes sociales y la comunicación (para eso estudié Periodismo en su momento, y también hice un curso de community management)

Soy buena con el Excel, creando estrategias a través de los análisis de los KPIs… Soy muy buena en muchas cosas y, a la vez tengo cientos de miles de oportunidades de aprender, y lo adoro.

Por eso ha llegado el momento de decirte adios, desempleo, no me pongas más trampas, más “estás demasiado cualificada”, “buscamos alguien con tu perfil pero sin estudios”, “tienes demasiada experiencia”. No es tan complicado ¡¡Quiero trabajar!!

Quiero volver a sentirme útil, volver a sentir que hago algo en la sociedad, que el dinero que ingresan en mi cuenta no es una “limosna”  si no que me lo he ganado céntimo a céntimo con mi trabajo, mi sacrificio, mi bien hacer.

Así que busco un “abogado especialista” en estos divorcios. Un “letrado” que sepa ver lo que valgo,  lo que merezco y lo que puedo llegar a dar.

No me importa cambiar de sector, ni tampoco de area de trabajo. Sólo quiero una oportunidad.

Así que si tú que lees esto eres ese “abogado” o conoces a alguno, por favor, ponte en contacto conmigo.

Aunque estoy en Madrid no tengo problema por moverme nacional o internacionalmente. Sólo quiero decir adios definitivamente a este desempleo.

Gracias 

 

Patry

Carta abierta al Juez Salas

Estimado Magistrado:

Imagino la presión que debe estar sufriendo, los insultos que le estarán dedicando y el veneno que le estará llegando vía Tw, MCS,  o incluso personalmente. Seguramente se plantee el porque habrá dicho nada y montado todo este kaos con lo tranquilo que estaba usted. 

Permitame que le de la respuesta. No,  no me creo más sabia que nadie,  ni poseedora de la verdad absoluta como muchos otros. Pero le voy a decir el porqué y, le aseguro, que no soy la única que piensa así. 

Es más,  quiero pedir desde estas lineas, que todo aquel que esté de acuerdo conmigo, comparta este post en sus redes sociales usando #YoApoyoA @salascarceller1 para que usted mismo vea. 

Y voy a ello, a decirle el porque… Por que cientos de miles de españoles necesitábamos volver a creer en una justicia no manipulada por los políticos,  quienes han olvidado leer la Constitución que tanto quieren reformar, que han jurado cumplir y respetar aunque sea por imperativo legal, y que,  sin embargo no cumplen. 

No se preocupe,  yo ya estoy acostumbrada a los ataques por decir lo que pienso. Esas que se hacen llamar feministas y ensucian ese movimiento en el que grandes mujeres como Marie Curie,  Clara Campoamor,  Elena Maseras, María Goyri, Ángeles Marino y tantas otras nos enseñaron con su fuerza que tenemos los mismos derechos que los hombres y que tenemos que pelear por las mismas oportunidades. 

Le hablo como mujer,  como víctima de maltrato en violencia doméstica y de “género” como le llaman, y como víctima de las leyes que los políticos, bajo la presión de los lobbies radicales han creado para “beneficiar” a la mujer,  como la LIVG o la famosa “ley cremallera” o Ley de cuotas,  que sólo nos hace que nos presionemos a nosotras mismas para demostrar nuestra valía y que merecemos ese puesto. 

Le hablo en nombre de todas esas tias, hermanas, madres, abuelas que ven su familia rota por las injusticias de leyes que son usadas para dañar. 

Le hablo en nombre de esos hombres que no pueden ver a sus hijos más que 4 días al mes,  porque la Custodia Compartida quita el privilegio del usufructo del domicilio familiar y de las pensiones alimenticias aunque sea la mujer quién más gane de los dos. 

Le hablo en nombre de todas esas familias que,  rotas de dolor,  han visto a su padre, hijo, hermano, sobrino, tío, nieto… morir por suicidio al no soportar más el dolor. 

Y le hablo en nombre de todos los hombres maltratados física, psicológica y emocionalmente, los denunciados en falso, los chantajeados, los que no pueden alzar la voz. 

Y en mi nombre y en el de todos ellos le doy las GRACIAS así,  en mayúsculas por haber ejercido su derecho a la Libertad de expresión, por dar voz a los miles de gritos silenciosos de esta sociedad,  por enséñame,  como estudiante de Derecho,  que la JUSTICIA existe,  y que en el poder judicial siguen existiendo personas íntegras e independientes. 

Le aseguro Magistrado que solo por eso merece la pena. Y se lo digo con razón de ser. El año 2015 en la manifestación de Madrid del 7N, contra la Violencia de género,  7 mujeres, 3 de ellas habiendo sufrido esos malos tratos,  una de ellas yo,  fuimos abucheadas,  gritadas,  insultadas, vilipendiadas e incluso golpeadas, por ejercer nuestra libertad de expresión y portar una pancarta que citaba “La violencia no tiene género”. 

Para que se haga una idea tuvinos que ser escoltadas por la Policía Nacional,  mientras nos gritaban cosas como “a vosotras no os han pegado suficiente” o “espero que el año que viene vuestro nombre esté entre la lista de las asesinadas”. 

Y seguimos en pie,  luchando,  diciendo lo que pensamos,  porque ni ellas,  ni los políticos que ni siquiera saben lo que se sufre, ni las asociaciones donde sólo se enseña odio a lo masculino saben lo que es tener miedo de que se abra la puerta de la calle, no poder salir ni comunicarte con nadie por estar encerrado bajo llave, temblar porque se acercan a ti, o querer morirte para que eso acabe. 

Y eso, no solo nos pasa a las mujeres con nuestra pareja. También a los hombres, a los niños con sus padres,  a padres con sus hijos… 

Así que,  estimado Magistrado,  GRACIAS DE CORAZÓN, por haber hablado. Muchos cientos de miles de españoles hemos recuperado la fe y la esperanza de nuevo con usted.