Cuando las injurias hacen demasiado daño


A veces por conseguir poder, un mejor puesto, salario… Hay quien miente.  Desde el conocido adorno curricular del bueno estudié Ingeniería Técnica voy a decir que no sólo me saque la Superior si no que hice el doctorado, o el famoso nivel medio-alto en inglés que patece que tiene toda la población, hasta mentiras sobre compañeros para destrozar su reputación. 

No se si quién hace esto último no se da cuenta de las consecuencias para la persona que las sufre, o si, simplemente, le da igual, pero, además de poder llegar a ser un delito de injurias o de injurias y calumnias si se hace con publicidad, se llega a hacer mucho daño psicológico, emocional e incluso profesional. 

Si la persona calumniada ha tenido puestos de responsabilidad y sale en prensa, y las mismas mentiras se vierten en prensa, hasta que todo queda demostrado (y todos sabemos que la justicia es muy lenta) la persona puede llegar a quedarse sin trabajo, ser descartado de procesos de selección por lo que se dice de ella, etc… 

Y pregunto yo ¿Qué justificación se le da a esta actitud además de ser un error de libro? ¿Cómo podemos restaurar la imagen de la persona? ¿Y devolverle el tiempo perdido? ¿Cómo calcular las oportunidades que no han llegado o se han echado para atrás? 

La justicia es lenta, pero llega. Ahora sólo falta que también sea justa. 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s