Síndrome del Emperador, niños tiranos


111_pequenos-gigantes-111

Los trastornos del comportamiento en los menores cada vez son más frecuentes, y, en concreto, el maltrato hacia los padres, conocido como el síndrome del emperador o del pequeño dictador o tirano. Pocos conocemos de la existencia de este trastorno que, cada vez más, se va extendiendo. Es más ¿Quién no ha vito algún programa de TV tipo “Super Nanny” o “Hermano Mayor” en el que los “Reyes de la casa” se convierten en auténticos tiranos que hacen la vida imposible a sus padres?

Aunque no existe ningún cuadro clínico con esa denominación, se usa la expresión Síndrome del emperador para referirse a niños que presentan determinadas características como insensibilidad emocional, poca responsabilidad ante el castigo, dificultades para desarrollar sentimientos de culpa y ausencia de apego hacia los progenitores y otros adultos.

Pese a que no sabemos cual es la razón que lleva a actuar a estos niños de esta manera, y tendemos a culpar a los progenitores por ser demasiado permisivos y protectores con ellos, hay muchos factores externos que afectan en el desarrollo de este tipo de conductas en los menores.

Una de ellas es, sin lugar a dudas, el síndrome de alienación parental o SAP, en el que hablaré mañana en mi artículo de Neupic. En momentos de crisis matrimonial, y, sobre todo, en procesos de divorcio y luchas por la custodia de los menores, a veces sin darnos cuenta, y otras, lamentablemente a propósito, hacemos daño a nuestros hijos poniéndolos en situaciones límites, usándoles como armas contra la ex pareja, y diciéndole cosas que, sin darnos cuenta, o eso quiero creer, les van a causar un trauma más grande del que podemos imaginar, con frases como “es por tu culpa”, “tu madre/padre no te quiere”, “¿Quién te va a querer a ti?” u otras menos dañinas a simple vista y que son las que causan este problema: “Ahora tu eres el hombre de la casa”, “debes ser más responsable porque sólo nos tenemos el uno al otro” etc…

Aunque no lo creamos, este trauma o síndrome crea a los futuros maltratadores. A aquellos a los que por conseguir lo que quieren no les importará pisotear y dañar a quién sea, pues lo llevan haciendo en su casa durante toda su vida.

Si han maltratado a sus padres ¿cómo no lo van a hacer con sus parejas? Aunque un mayor número de menores que sufren este trastorno son varones, el número de mujeres va creciendo cada vez más y a ritmos alarmantes.

Mañana tendremos maltratadores que, sin sentimiento alguno de culpa, machaquen a su pareja sin importar el género que esta tenga. O empezamos a educar en valores de verdad, y olvidarnos de peleas de géneros, luchas tontas por la custodia de los menores y, sobre todo, a actuar con responsabilidad ante estos, tratando desde el primer momento de evitar esta serie de conductas .

Buscar una solución para desposeer a esos pequeños emperadores del ambiente que han conquistado no es tarea fácil, ya que España carece de centros para corregir los trastornos de conducta de niños que controlan el ambiente familiar. La Administración española, aseguran expertos en el ámbito del menor, no dispone de armas para ayudar a esas familias que han perdido toda la autoridad sobre sus hijos y que son víctimas de su cruel conducta.

En España se abrieron 4.659 expedientes a menores por delitos de violencia filio-parental en el año 2014, una cifra que va en aumento año tras año y que supone que el 16 por ciento de todos los delitos cometidos por menores son de violencia contra sus padres. las denuncias se han multiplicado por 4 en los 5 últimos años y los adultos tardan una media de 18 meses en denunciar estos casos.

Se calcula que tan sólo se conocen un 20% de las agresiones y maltratos filio-parentales. Si calculamos, y sólo tenemos en cuenta este aspecto del maltrato ¿No deberíamos poner más medios para evitar la violencia doméstica? Queda probado que en este ámbito (el de los menores, ya sean estos víctimas o agresores) hay más agresiones al año que en la conocida Violencia de Género.

Y es por esto por lo que me gustaría que se planteen que… si la Violencia es Violencia ¿no deberíamos empezar a preocuparnos por poner todo tipo de medios para acabar con todas ellas?

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s