Quiero volar… Algo sobre el S.A.P.


A veces los sueños pueden tocarse con las llemas de los dedos. Sólo hay que extender el brazo y desearlo con todas tus fuerzas.

Otras veces esos sueños son solo reflejo de los deseos más íntimos, esos que te hacen querer huir tan lejos que nunca nada ni nadie pueda encontrarte.

Eso nos pasa de adultos, pero también en la infancia. Y, cuando somos niños, el dolor se magnifica y haces cualquier cosa por no sentir esa terrible sensación de ahogo, tristeza y miedo.

Ahora sabemos que se llama Síndrome de Alienación Parental (SAP) pero antes… solo era como te trataban tus padres y no se sabía el daño que se hacía al niño.

El ser humano es egoista por naturaleza. Tanto que, ni siquiera nos damos cuenta de que cuando nosotros sufrimos también lo hacen aquellos que nos quieren. Y un niño… sufre siempre el doble que un adulto. El dolor de hoy será parte de él mañana.

A veces por enfado, por egoismo, o quizás de manera colateral, decimos y hacemos cosas que quedarán para siempre en la cabeza y el corazón de ese pequeño ser al que, no olvidemos, esta formando su personalidad y aprendiendo lo que repetirá de mayor.

Decir a un niño que no vale nada, que es tonto, que su hermano es mejor, que no le quieres o que su papá no le quiere, creará un trauma tan grande y un dolor tan enorme que le costará superarlo.

Los pequeños no entienden que en un momento de enfado decimos barbaridades, y los adultos no entendemos que eso se queda grabado en sus cabecitas y en su corazón.

Se harán adultos deseando huir del mundo, creyendo que esas palabras son una realidad, no entendiendo porque no se les puede querer, y pensando que no valen nada y que no merecen ser queridos pues ni sus padres lo hicieron.

Eso es el SAP, y se da, sobre todo, en niños que están sufriendo la separación de sus padres. De padres o madres que los utilizan como arma arrojadiza contra la ex pareja. De adultos que, por su egoismo, sólo piensan en ellos y no en esa pequeña vida que debe ser protegida, cuidada y querida.

Ten cuidado con lo que les dices… que quieran volar como Peter Pan, pero no para huir de un lobo feroz.

x1pjzF2-RYhxRVbZyGHdNNnvYWmITkCTuA60RqxblUg4ZiryQpY6PvohcpE6-fE--cZ9VOKU4y_PQjosv9EGFlOwRChYZa2um6ZOUT2X9taYhVumrTmcwS3ww

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s