El Espanyol planta cara


Los de Aguirre firman el mejor partido de la temporada con una derrota por la mínima.

FC Barcelona: Alves, Mascherano (Bartra, min.88), Piqué, Montoya; Busquets, Xavi, Iniesta (Cesc, min.85); Messi, Neymar y Alexis (Pedro, min.82).

RCD Espanyol: Kiko Casilla; Raúl R, Sidnei, H. Moreno, Fuentes; David López, Abraham (M. Lanza, min.82), Víctor Sánchez; Thievy (Córdoba, min.63), Torje y S. García.

Goles: 1-0: Alexis (min.67).

Árbitro: Carlos Velasco Carballo (C. Madrileño). Amarilla a Fuentes (min.45), Víctor Sánchez (min.66), Mascherano (min.77), M. Lanza (min.90).

Incidencias: Se ha guardado un minuto de silencio en memoria del portero del Girona, Nil Marín. 79.977 espectadores.

En un partido que “los expertos en el tema” definían como sencillo y en el que apostaban por una amplia victoria de los culés, el Espanyol (ese otro equipo de Barcelona, el gran desconocido, el equipo invisible para la prensa, el gran vilipendiado…) ha vuelto a dar la campanada.

El técnico blanquiazul planteó un once diferente, ofensivo, con fuerza, velocidad y ganas. Un 4-3-3-1 poco habitual, con una alineación cuanto menos sorprendente (destacando la ausencia de Simao y Stuani o la presencia de Torje en el once titular).

Durante los primeros 45 minutos del partido el planteamiento de los pericos, serio, firme, valiente, dejó frio completamente frio a los alrededor de 97.000 aficionados culés que se dieron cita en el estadio para ver el derby. Pocos esperaban que durante el minuto 21 los aplausos a Jarque lograsen escucharse en “campo enemigo”.

En este periodo los espanyolistas consiguieron atajar cualquier intento de los barcelonistas por aproximarse a la portería de Casilla quién, nuevamente, realizó una espectacular actuación. Solo en 2 ocasiones los  blaugranas consiguieron llegar con cierto peligro, y ambas en los últimos 15 minutos de la primera mitad.

Durante la segunda parte del encuentro llegó el gol culé. Valga decir que fue en una jugada aislada en la que Alexis consiguió atravesar la que, probablemente, haya sido la defensa más seria y firme que hayamos visto en los últimos partidos, para enviar el esférico al fondo de la red sin que Casilla pudiese hacer nada.

Los jugadores blanquiazules no se rindieron ni tiraron la toalla, más bien lo contrario. Con orgullo, fuerza y valentía, se lanzaron al ataque para tratar de empatar en el encuentro (Sergio García estuvo a punto de conseguirlo).

Tres puntos que se alejan, y hacen ya un total de 8 en tres partidos, pero que, no obstante, no ha dejado mal sabor de boca.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s